Qué provoca el estrés en nuestra salud bucodental

23 Compartir

El estrés es uno de los grandes enemigos de la salud y, como tal, padecerlo también tiene implicaciones en nuestra boca. Ante situaciones que amenazan nuestra tranquilidad diaria, nuestro cuerpo reacciona para protegerse.

En ocasiones, este estrés es puntual y nos ayuda a evitar un peligro como, por ejemplo, reaccionar ante la llegada hacia nosotros de un coche a gran velocidad. Sin embargo, el problema viene cuando se prolonga en el tiempo y se convierte en crónico.

Desde el blog del Centro Estomatológico González Tuñón os contamos qué provoca el estrés en nuestra salud bucodental. Entre otros problemas, se relaciona con el bruxismo, aftas, herpes y enfermedad periodontal.

Consecuencias del estrés en la boca y los dientes

Bruxismo

Las personas que padecen bruxismo aprietan y rechinan los dientes, ya sea de día o de noche. Este tipo de pacientes suelen hacerlo con más frecuencia y más fuerza ante situaciones o épocas de mucha presión. Esto provoca dolor muscular en la zona de la articulación temporomandibular y tiene como resultado el desgaste de la superficie dentaria.

Cuando se nota esta práctica ya se de manera consciente o no es recomendable visitar el odontólogo, quien evaluará el problema y el uso de una férula de descarga al paciente.

Aftas bucales

Las úlceras que se forman en las encías y mucosa son consecuencia de carencias en el sistema inmunológico. Sin embargo, existe una relación directa entre su presencia y momentos o épocas de nerviosismo, ansiedad y estrés.

Para evitarlas, además de reducir en la medida de lo posible ese estrés y llevar una buena higiene bucodental, se aconseja el uso de un colutorio que evite sus molestias y su proliferación por el resto de la boca.

Enfermedad periodontal

La enfermedad periodontal, también conocida como piorrea, se trata de un trastorno de encías que provoca una pérdida de hueso alrededor de los dientes. No causa dolor, por lo que acudir a revisiones periódicas al dentista es la clave para detectarlo.

En cuanto a su relación con el estrés, se ha estudiado que el cortisol, la hormona generada en episodios ansiedad y nerviosismo, aumenta las probabilidades de sufrir una enfermedad periodontal.

Herpes labial recurrente

El herpes labial también puede aparecer a causa de situaciones de estrés. Aunque se trata de una infección provocada por un contagio, una vez que ocurre se queda alojado en nuestro cuerpo y determinadas situaciones, como el estrés, la fatiga o los problemas emocionales, puede hacer que aflore.

Gingivitis

Es una enfermedad frecuente de las encías que provoca inflamación y sangrado. Generalmente se produce por razones genéticas, falta de higiene, tabaquismo o enfermedades como la diabetes. Sin embargo, el estrés también puede influir. En momentos de tensión se tiende a comer más alimentos dulces y es posible que se deje a un lado el cepillado.

Cómo prevenir las consecuencias del estrés en la salud bucodental

Además de atajar las causas del estrés por todos los efectos negativos que suponen en la salud en general, es importante no descuidar bajo ningún concepto la higiene bucodental. Cepillarse los dientes a diario (sin olvidarse del uso del hilo dental) y realizar visitas periódicas a tu dentista de confianza es fundamental para que nada perjudique tu boca.

En el Centro Estomatológico González Tuñón cuidamos de tu salud bucodental desde una visión integral. Por tanto si crees que puedes tener problemas bucodentales asociados al estrés no dudes en visitarnos. Juntos le pondremos solución.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*