Cómo mantener una correcta higiene dental con tu ortodoncia

Compartir 16

Cada vez una mayor parte de la población encuentra solución a sus problemas dentales, mandibulares o faciales con la ortodoncia. Según explica  la Sociedad Española de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial (SEDO), la ortodoncia persigue la normalidad en el paciente, no la plena perfección.

¿Cómo mantener una buena higiene dental con tu ortodoncia?

Los cuidados de la higiene dental son muy importantes y necesarios en todas las personas, pero más aún para aquellos que usen ortodoncia, logrando mantener un buen cuidado de los aparatos.

 

6  claves para una correcta higiene bucal:

Utiliza un cepillo de pequeño tamaño que nos permita limpiar los dientes de uno en uno y con movimientos suaves. Existen cepillos especiales de ortodoncia, suelen tener forma de V, llegando a limpiar de una forma más precisa los filamentos de los aparatos dentales.

Una correcta técnica de cepillado es especialmente importante, con un tiempo estipulado de aproximadamente 3 minutos. El objetivo buscado es eliminar la gran cantidad de bacterias que se acumulan  en nuestra boca.

Recuerda es necesario cepillarse los dientes tras cada comida.

 

La seda dental es un aliado imprescindible para la higiene dental en este tipo de casos, ya que facilita la eliminación de cualquier resto de alimento.

 

Protección de las encías mediante pastas de dientes específicas para ortodoncias, se diferencia porque contiene aloe vera y flúor, evitando que se produzcan aftas debido al roce de los brackets.

Es aconsejable realizar enjuagues diarios con colutorios específicos, manteniendo las encías libres de bacterias.

 

La alimentación con ortodoncia

Cabe destacar que estos hábitos de higiene bucal deben de completarse con una alimentación correcta, evitando los productos azucarados o ácidos.

Existen dietas específicas basadas en alimentos blandos, cuyo fin es facilitar la ingesta de alimentos durante el tiempo en el que  persista la ortodoncia.  Tenemos que ser conscientes del cambio en nuestra forma de comer, modificando la preparación de la textura de los productos, evitando  los alimentos duros y pegajosos y sustituirlos por alimentos blandos o cocidos como el pescado o las carnes blandas.

Por otro lado hay que ser conscientes de ingerir pequeños trozos de comida, de esta forma evitamos romper o dañar los aparatos.

Cualquier duda sobre este tema, podéis preguntársela a nuestros profesionales del departamento de ortodoncia que os atenderán encantados 🙂

CONTACTO

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*