Menopausia y salud bucodental

Compartir 12

La menopausia, que suele aparecer en la quinta década de la vida, se caracteriza por la disminución de la actividad de los ovarios y de la producción hormonal de estrógenos. Estos cambios hormonales tendrán como consecuencia una serie de manifestaciones clínicas, algunas de ellas muy conocidas: sofocos, insomnio, cambios en el estado de ánimo, etc. Sin embargo, hay otros problemas menos conocidos que se deben tener en cuenta, como son los problemas bucodentales. El descenso de hormonas (estrógenos) producen modificaciones en las encías, la mucosa bucal y el hueso que sustenta los dientes. Estas son algunas de las afecciones más frecuentes:

1.- Síndrome de boca ardiente. Se caracteriza por un ardor intenso y una sensación espontánea de quemazón que afecta principalmente a la lengua y a veces a los labios y a la encía. Además pueden existir cambios en el gusto, en el aliento, sequedad de boca, dificultad para tragar y dolor facial o dental.

sindrome-de-la-boca-ardiente-durante-la-menopausiaCausas:
– El descenso de estrógenos propio de la menopausia.
– Infecciones por hongos o por bacterias.
– Boca seca (asociada a fármacos, ansiedad, síndrome de Sjögren).
– Trastornos nutricionales en relación con la vitamina B o el hierro.
– Anemias.
– Diabetes.
– Ciertos traumatismos mecánicos (hábitos bucales anómalos, irritación por prótesis).
– Problemas psicológicos (depresión, ansiedad, fobias, introversión, etc.).
– De causa desconocida.

2.- Xerostomia (Boca seca). Durante la menopausia las glándulas salivales producen menos cantidad de saliva a medida que avanza la edad, pudiendo desencadenar el síndrome de la boca seca. Este puede causar problemas para masticar, tragar, saborear o incluso hablar. Además existe un mayor riesgo de caries por una menor salivación.

3.- Gingivitis descamativa. Ocasiona la separación de las capas externas de las encías, dejando al descubierto las terminaciones nerviosas por lo que es más dolorosa y molesta que la gingivitis común. El tejido que da soporte a las piezas dentales se vuelve tan frágil que puede desprenderse al frotarlo.

4.- Caries radiculares. Son una consecuencia de la gingivitis descamativa que deja al descubierto la raíz, aumentando el riesgo de la aparición de caries en dicha zona.

periodontitis-durante-la-menopausia5.- Enfermedad periodontal y pérdida de piezas dentales. La falta de estrógenos favorece la aparición de enfermedad periodontal. Además, tres de cada diez mujeres sufren pérdida ósea (osteoporosis) como consecuencia de la menopausia. Dicha pérdida afecta también a los maxilares: la disminución del hueso que soporta el diente puede llevar a perder la pieza. Cuando la paciente padece enfermedad periodontal y osteoporosis se acelera aún más el proceso de pérdida ósea alrededor de los dientes.

6.- Medicamentos para prevenir la osteoporosis (bifosfonatos). Un problema añadido, y cada vez más frecuente, es el causado por el uso de la medicación para prevenir la osteoporosis que se utiliza en mujeres postmenopáusicas. Los Bifosfonatos (Fosamax®, Actonel®, Difosfen®, Osteum®…), utilizados para frenar la reabsorción ósea excesiva y prevenir complicaciones como las fracturas de cadera, paradójicamente alteran la fisiología de los huesos de la mandíbula y dificultan la cicatrización de esta zona cuando se somete a una paciente a procedimientos odontológicos invasivos (extracciones y todo tipo de cirugía). Por ello, las pacientes que utilicen esta medicación deben informar de ello al profesional responsable de su salud bucodental. Por otra parte sería deseable que antes de iniciar el tratamiento para la osteoporosis las pacientes fueran evaluadas y tratadas por su odontólogo, partiendo así de una boca sana previa a dicho tratamiento.

Para ello en el Centro Estomatológico González Tuñón llevamos a cabo un protocolo básico de tratamiento odontológico en pacientes con la menopausia que incluye recopilación de información relevante, diferentes pruebas y tratamientos personalizados para su caso concreto:

historia-clinica1.- Historia clínica:
a) Médica. Investigación de enfermedades, alergias, consumo de fármacos (bifosfonatos, estrógenos…), consumo de medicamentos xerostomizantes.
b) Odontológica. Exploración meticulosa de:
• Mucosa bucal.
• Estado dentario.
• Estado periodontal.
• Flujo salival (cantidad y calidad).

2.- Interconsultas a especialistas. Si es necesario el odontólogo valorará la petición de interconsultas a otros especialistas médicos para cambiar fármacos que puedan ser causantes de boca seca, suspender tratamientos de osteoporosis previamente a procedimientos odontológicos invasivos, etc.

3.- Tratamiento Odontológico:
a) Prevención:
Placa bacteriana:
• Control mecánico de la placa.
• Agentes químicos (clorhexidina). La clorhexidina es muy eficaz para combatir los microorganismos orales, disminuyendo el acúmulo de placa, mejorando la enfermedad periodontal y previniendo las caries, especialmente las caries radiculares. Sin embargo, debe de ser empleado con precaución ya que puede secar e irritar los tejidos orales así como causar la tinción del diente.
Caries radicular:
fluor_gel• Fluoruros (dentífricos, geles, barnices, comprimidos). Las dosis bajas, pero frecuentes, de fluor son muy útiles en la prevención de las caries radiculares.
Síndrome de Boca ardiente:
• Los consumos insuficientes de determinadas verduras y carnes que aportan hierro, ácido fólico o vitamina B12 pueden favorecer la aparición de anemias carenciales, que contribuyen a este síndrome. Por tanto se aconseja una dieta rica en estos elementos:
+Alimentos animales: hígado y vísceras en general, carne de ternera, de pollo o de cerdo, huevos (yema).
+Alimentos vegetales: cereales integrales (arroz, trigo, avena), legumbres (soja, guisantes, lentejas, etc), frutos secos (nueces, almendras), setas, levadura de cerveza, germen de trigo, etc.
+En ocasiones se pueden necesitar suplementos farmacéuticos de vitamina B, hierro y ácido fólico (Hidroxil®, Dayamineral®, Nervobion®, Neuromade®, Hidropolivit®, Acfol®, Folidoce®, Profer®, Kilor®, Ferplex®, Ferogrumet®, Complejo Hierro Fólico B Adultos®).
• Evitar los alimentos ácidos o frutos secos como las nueces que aumentan el escozor bucal.
• Si se detectan hongos se tratarán:
*En los casos leves que suceden después de tomar antibióticos, consumir yogur o tomar cápsulas de acidófilos de venta libre puede servir.
cepillo de dientes suave  *Se debe usar un cepillo de dientes suave y enjuagarse la boca con una solución de agua oxigenada diluida al 3% varias veces al día.
*El buen control de los niveles de glucemia en pacientes diabéticas puede eliminar la infección.
*En los casos más severos el médico prescribirá un enjuage bucal (nistatina) o tabletas (clotrimazol) para chupar, durante 5-10 días.
*Si la infección se ha diseminado a todo el cuerpo o en casos VIH/SIDA se pueden necesitar medicamentos más fuertes como fluconazol (Diflucan®) o itraconazol (Sporanox®).
• En los casos en los que la paciente use prótesis dental se requiere un examen cuidadoso del ajuste y de los tejidos que se encuentran por debajo de la misma, ya que rebasarla o rehacerla puede ayudar a eliminar la irritación crónica.
• Utilizar férulas de descarga en los casos derivados del bruxismo.
• Cuando se debe a la ingestión de algún medicamento se indicará otro alternativo de
acuerdo con el especialista correspondiente.
xerostomiaç    – Xerostomía (Boca seca):
• Potenciar la hidratación de las mucosas bebiendo por lo menos dos litros de agua al día.
• Evitar algunos medicamentos xerostomizantes. El número de fármacos que disminuyen el flujo salival supera los 400.
Estimulantes de la secreción salival. La estimulación se puede realizar con medidas sencillas como la realización de comidas más frecuentes, la ingesta de limonadas o bebidas ácidas, disolver caramelos de esencias sin azúcar en la boca o masticar chicles con xilitol.
Saliva artificial si procede. Son compuestos que contienen agua, electrolitos, glucoproteinas, carboximetilcelulosa, mucinas, enzimas, edulcorantes, conservantes y, a veces, fluoruros, que imitan la saliva. Se aplican en forma de soluciones líquidas, geles, pastillas o bien mediante pulverizaciones, y se utilizan tantas veces como sea necesario.

b) Tratamiento periodontal:
Con respecto a los tratamientos quirúrgicos orales se debe considerar previamente el estado físico de la paciente antes de comenzar el mismo. Si se trata de pacientes con enfermedades importantes, se impone la consulta previa a su médico. En cualquier caso la edad avanzada y la menopausia no deben ser motivo para no desarrollar tratamientos avanzados en caso de ser necesarios, ni para hacer concesiones en la calidad de los mismos.

c) Tratamiento Conservador/Rehabilitador:
Revaluaciones periódicas.
Evaluación de la calidad ósea previa al tratamiento con implantes.
Evitar las prótesis removibles, ya que aceleran la pérdida de hueso, y reponer lo antes posible las piezas ausentes.

menopausia-saludableRECOMENDACIONES PARA UNA MENOPAUSIA SALUDABLE
– Hacer ejercicio físico moderado.
– Tomar el sol (sin excesos).
– Dieta rica en calcio (1’5 litros de leche al día).
– Poca sal.
Pescado y fruta abundantes.
– Beber 2 litros de agua al día.
– Evitar el café, el alcohol y el tabaco.
Además, cuidar la higiene bucal y acudir al dentista de forma periódica son la clave para superar los problemas bucodentales y mejorar la calidad de vida. Recuerda que puedes pedir cita con nuestro equipo a través de los teléfono 985 25 77 75 o 985 96 61 34 o de nuestras redes sociales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*