Piercing en la lengua y salud bucodental

Compartir 9

La boca; tanto el labio como la lengua, es la parte del cuerpo más desaconsejable para colocarse un piercing. Así lo advierten los dentistas y odontólogo. Los pendientes en la boca pueden provocar lesiones bucodentales, inflamación, dolor, dificultades para hablar y masticar, alteración del gusto, sangrado, fracturas de dientes, aumento de la salivación, infección y reacciones alérgicas.

Consecuencias para tu boca del piercing en la lengua.

  • Recesión gingival. Según un estudio publicado en Dental Traumatology, al menos un 35% de las personas con piercing en la lengua o en los labios experimentan recesión gingival (pérdida de encía bucal) que, si no se trata, puede terminar en la caída del diente.
  • Enfermedades periodontales o de encía como la gingivitis o la periodontitis.
  • Infecciones. Los especialistas explican que el piercing en la boca es un importante foco de infecciones puesto que en la boca se acumulan infinidad de bacterias.
  • Halitosis o mal aliento por falta de higiene.
  • Fracturas de dientes. El contacto constante entre el piercing y los dientes puede provocar el desgaste del esmalte del diente. En ocasiones el diente puede llegar incluso a fracturarse.
  • Absceso lingual. Se trata de una inflamación poco frecuente pero que puede comprometer la vida del paciente. Se presenta como una tumoración en la lengua muy dolorosa.

A todos los problemas que puede desencadenar un piercing en la lengua hay que sumarle una última apreciación. El piercing es incompatible con el uso del bisturí eléctrico, algo a tener en cuenta ante una intervención quirúrgica.

Si ya tienes un piercing en la lengua y querer conservarlo es necesario seguir una serie de recomendaciones higiénicas:

  • Cepillarse los dientes y también la lengua.
  • Utilizar un elixir anti bacteriano e hilo dental para perfeccionar la limpieza de la boca.
  • No consumir productos que puedan irritar la zona perforada como picantes, alcohol o tabaco.
  • No manipular el piercing con las manos sucias.

Para controlar los posibles efectos negativos del piercing en la lengua es aconsejable visitar regularmente al odontólogo para comprobar que no haya ningún síntoma de infección. Puedes consultar cualquier duda al equipo del Centro Estomatológico González Tuñón a través de nuestro formulario de contacto o de nuestras redes sociales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*