Recesión gingival, ¿cómo solucionarla?

recesion gingival
Compartir 16

Las encías soportan nuestros dientes por lo que resulta importantísimo cuidarlas. Uno de los problemas más frecuentes es la recesión gingival o pérdida de la encía.

En Centro Estomatológico González Tuñón realizamos una cirugía plástica periodontal, colocando injertos de tejido conectivo. Un tratamiento indoloro y eficaz. Comenzamos por el principio.

El periodonto está formado por los tejidos de soporte y revestimiento del diente. Estos tejidos hacen que el diente se mantenga estable en la boca. La encía, el ligamento periodontal, el hueso alveolar y el cemento radicular son el sistema de anclaje.

Cuando estos tejidos se ven afectados por alguna de las enfermedades que hacen que se destruyan, la estabilidad del diente puede verse afectada. Esto puede provocar la pérdida de la pieza dentaria o problemas como la enfermedad periodontal del adulto, conocida como piorrea.

En ocasiones, esta destrucción no viene derivada por una enfermedad propiamente dicha sino por una condición genética. Dentro de las diferentes partes anatómicas que hemos revisado anteriormente nos vamos a centrar en la encía.

 

La encía

encia

La encía es la parte de la mucosa bucal que reviste los procesos alveolares de los maxilares y rodea los cuellos de los dientes. Esta encía se divide en encía marginal, encía insertada, encía del surco gingival y encía interdental. La que nos interesa especialmente es la encía insertada en el tema que estamos tratando.

Esta última es una encía firme y resilente que se fija con fuerza al hueso alveolar. El aspecto de esta encía es de una color rosa coral. El matiz varía dependiendo de las personas y parece relacionarse con el color de la piel. Tiene un aspecto de punteado como de piel de naranja debido a que tiene que aguantar las fuerzas masticatorias. De ahí que sea de esta manera justo alrededor del diente al cual va a proteger.

Nos interesa mucho la encía insertada. Cuando esta encía se pierde -se produce la recesión gingival- la estructura dentaria que se encuentra debajo puede dañarse fácilmente.

 

Pérdida de la encía

Básicamente esta encía se pierde por dos motivos bien diferenciados: una enfermedad o la genética. Si es por la enfermedad que provoca que se pierda hueso sus efectos ya no se pueden reparar al 100%. Si el problema es por una condición genética de esta encía tiene solución.

ortodoncia

Son dos los tipos que se conocen de encía insertada aunque se puede hacer subtipos dentro de éstos. Encontramos la encía gruesa o la encía fina, también conocidos como biotipo fino y biotipo grueso. Vienen predeterminados genéticamente. Si el biotipo es grueso será prácticamente imposible que se produzcan estas recesiones a menos que tengamos otra enfermedad periodontal.

El problema aflora cuando tenemos un biotipo fino, es decir, una encía fina con poco hueso debajo de ésta o un hueso muy fino.

Éste es el problema principal. Si a este biotipo fino le añadimos un tratamiento de ortodoncia, una mala oclusión, un cepillado agresivo, un frenillo, etc. Esto puede provocar grandes probabilidades de tener una recesión en la encía exponiendo la raíz del diente al medio bucal.

 

¿Cómo solucionar la encía retraída?

 

Se puede solucionar con un tratamiento preventivo antes de realizar un tratamiento de ortodoncia. También puede tomarse medidas en el momento en que vemos los primeros signos de una posible recesión. Cuando la recesión se ha producido puede solucionarse con un tratamiento reparador.

El tratamiento es siempre el mismo: mediante la realización de injertos de tejido conectivo conseguimos cambiar el biotipo. Es decir, el tipo de encía predeterminado genéticamente de un tipo fino a un tipo grueso. De esta forma, evitamos que se retraigan las encías o se recupera la encía ya perdida. A su vez, conseguimos que no se retraiga más. Es un tratamiento que se mantiene en el tiempo ya que lo que conseguimos es cambiar la información genética de las células que están en la encía. Siempre tendrán esa información y por lo tanto, se mantiene esa encía gruesa.

En principio hay varias técnicas para el mismo propósito y se eligen dependiendo de la zona de la boca donde se realiza el injerto o de la cantidad de material del que disponemos. Es una técnica quirúrgica muy depurada y mínimamente invasiva en la que se trabaja principalmente con tejido conectivo obtenido del paladar. Aunque en ocasiones se puede trabajar con tejido artificial o de banco de tejidos, no es el más recomendable.

Estas técnicas las venimos mejorando en este centro durante los últimos 25 años. En la actualidad, se realizan prácticamente todos los días con unos inmejorables resultados.

Los resultados son inmejorables. El tejido conectivo adquiere el color y la forma del tejido receptor. Por otro lado, este tejido conectivo transmite la información genética del área donante que es el paladar con su biotipo grueso.

injerto encia

Es un tratamiento indoloro pero que hay que cuidar minuciosamente durante los 10 primeros días posteriores a la intervención. Se pueden ver los resultados en las fotos. 

Ésta es una de las intervenciones que más realizamos en el Centro Estomatológico. Es una técnica, como ya hemos dicho, poco invasiva y muy predecible ya que sabemos el área que conseguiremos tapar previamente a la realización de la intervención. Además, no existe el rechazo ya que el tejido utilizado pertenece al mismo paciente. Por otro lado, el área donante, que es la zona de la que obtenemos el tejido conectivo, el injerto en sí, recupera totalmente su grosor. Puede incluso volver a coger tejido de esa zona. En cuanto a las molestias son mínimas o inexistentes.

Con este tratamiento, es posible recuperar la estabilidad de la encía insertada evitando que se retraiga más. Por consiguiente, evitamos que la raíz del diente, que no está hecha para estar expuesta al medio bucal, se dañe por la acción de la saliva, oclusión, caries, etc.

Por otro lado, logramos evitar todos los problemas derivados de que se exponga la raíz (sensibilidad o pérdida de la pieza dentaria). Y, por supuesto, la estética de la encía mejora considerablemente.

En el Centro Estomatológico González Tuñón contamos con un gran equipo de periodoncia encargado de velar por la salud de las encías de nuestros pacientes. Además de realizar los tratamientos necesarios para solventar los problemas que se puedan ocasionar en los tejidos blando de la boca, también trabajamos duramente en la prevención de enfermedades periodontales. Si quieres más información puedes solicitarla a través de nuestro formulario de contacto o de nuestras redes sociales.

 

frieyro

Por Jesús Frieyro,

odontólogo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*